La atacaron por ser lesbiana y está presa por defenderse

analia

Analía “Higui” de Jesús fue abusada y agredida por 10 hombres que solían hostigarla por el solo hecho de ser lesbiana. El 16 de octubre en el barrio Marilo, de Bella Vista se defendió con un cuchillo casero que llevaba consigo ante la persecución y ataques constantes agresiones por su orientación sexual y la única puntada que pudo dar en medio de la golpiza mató a uno de sus agresores. Llegó la Policía y la metieron presa sin hacerle una revisión médica. La acusaron de homicidio, sin tener en cuenta que actuó en legítima defensa y sin actuar contra sus agresores que hoy siguen libres.

Carolina Abregú, de la Defensoría del Género de Malvinas Argentinas que intervino en la causa informó que no era la primera vez que había sido atacada. “La agredían por lesbiana cada vez que la cruzaban en el barrio. Una vez le incendiaron la casa. Por eso llevaba siempre consigo un cuchillo casero para defenderse”, y agrega que: “No la mataron porque un vecino se metió cuando le estaban por romper un adoquín en la cabeza”. “Ella había perdido el conocimiento, cuando llegó el patrullero, se la llevó presa y la violentaron nuevamente. La metieron en el calabozo sin atención médica, a pesar de los golpes externos e internos: estaba toda morada y gritaba de dolor”.

César Cigliutti, Presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) dijo que “En los últimos meses en la CHA han aumentado las denuncias por estos actos de violencia hacia toda nuestra comunidad LGBTI, y Analía “Higui” de Jesús es una víctima de la violencia machista que incluye también a la policía y a una justicia que, en la mayoría de los casos por su actitud discriminatoria termina siendo cómplice.

No sólo hay un incremento de estos actos de discriminación por género, orientación sexual e identidad de género sino que también se expresan con mayor violencia”.

Pedro Paradiso Sottile, Secretario de la CHA dijo que “Denunciamos los diferentes actos de injusticia, impunidad y violencia sufrida por Analía “Higui” de Jesús y las vulneraciones de derechos humanos a causa de la lesbofobia que no pueden ocurrir de ninguna manera en nuestro país bajo ninguna circunstancia. El odio y la violencia contra las personas en base a las orientaciones sexuales e identidades de géneros, como sus expresiones, deben ser repudiadas, promoviendo el acceso a la justicia y la educación desde una perspectiva de género y diversidad. Exigimos la modificación urgente de la Ley Antidiscriminatoria, reclamo que venimos haciendo desde la CHA al parlamento argentino desde el año 1988 y justicia para Analia”